• Rutas BTT

Ruta 2: Ruta de Sierra Menera

Ruta de 50 km. de difucultad alta. 7 variantes opcionales, que te permiten acortar o ampliar el recorrido según tus preferencias.


Descripción de la ruta

Ruta muy variada en la que en el recorrido se rueda por pistas en buen estado, caminos muy rotos, sendas y algún tramo de carretera pero muy poco transitadas.


En esta ruta el punto más importante patrimonialmente hablando es el Castillo de Peracense, parada obligada. También hay que destacar el entorno de Sierra Manera o Minas de Ojos Negros, un paisaje natural diferente provocado por la explotación de las minas. Y Ojos Negros inicio y fin del recorrido en el que podemos admirar vestigios  de todas las civilizaciones que han pasado por la península ibérica.


Ruta de nivel de dificultad alto

Exigente por la orografía del terreno y el tipo de camino

Para y observa

No te pierdas el Castillo de Peracense

Paisaje natural diferente

Sierra Manera, recorrido por las antiguas Minas de Ojos Negros

Enlaza con

Rutas, 1, 3 y 6


Puntos de interés

Ojos Negros

Ojos Negros, uno de los municipios más bellos y misteriosos de la Comarca del Jiloca en el que dejaron vestigios celtíberos, romanos, musulmanes y cristianos.

El yacimiento celtíbero de “Torregabasa”, restos del castillo, salinas reales, la iglesia parroquial de Ntra. Sra. del Pilar y la ermita de Santa Engracia, forman parte del patrimonio que atesora Ojos Negros. Además, las esculturas en piedra de “Kpis”, un pastor ojonegrino que con paciencia y cariño ha ido repartiendo por las calles del municipio.

En lo alto, un molino de viento, único de sus características en Aragón, restaurado y preparado para moler. Desde aquí se puede observar gran parte del Valle del Jiloca. Pero esto lo dejaremos para la vuelta.

Partimos desde Ojos Negros por camino hacia Villar del Salz, atravesaremos varios barrancos, en el primero dejaremos a nuestra derecha la cuevas de Peña Rubia.

Villar del Salz

Llegada a Villar del Salz. En este pequeño municipio empezamos a apreciar en las fachadas de las edificaciones el color rojizo proveniente de la piedra de rodeno con las que están construidas.

Llama la atención la casa consistorial, única en la provincia de Teruel por la estrechez de su fachada. Frente a ella, el trinquete.

Un  trayecto llano y con firme asfaltado entre Villar del Salz y Peracense para relajar y recuperar antes de subir a una de las cumbres del recorrido.


Peracense

Llegamos a este emblemático municipio, conocido por su castillo, uno de los más bellos y mejor conservados de Aragón, rodeado de un entorno natural único y asentado sobre una prolongación rocosa de rodeno.

A las afueras de la población, una carrasca milenaria con más de 1200 años de antigüedad y espectaculares dimensiones.

Desde el castillo de Peracense tenemos dos opciones para volver a Villar del Salz rodeando la parte sur de Sierra Menera, por carretera atravesando el pueblo de Ródenas, de la vecina comarca de Albarracín, o bien hacer una de las bajadas más espectaculares del recorrido por el paraje de El Soto, entre vegetación arbórea y formaciones de rodeno.

Antes de volver a Villar del Salz atajamos por el arenal, paralelos a la vía minera, hoy vía verde en algunos tramos.

Sierra Menera o Minas de Ojos Negros

Barrio minero, las minas, durante años fueron el motor económico de la zona, minas de hierro explotadas al aire libre que son ahora un claro ejemplo de la decadencia industrial.

Sin embargo ha quedado un espacio natural muy interesante, la explotación propició un paisaje lleno de contrastes que llama la atención en el entorno actual. Lagos, simas, restos de edificaciones y maquinaria industrial, le dan un carácter casi de escenario de ciencia ficción.

Desde el Barrio del Centro podemos volver acortando el recorrido principal a Ojos Negros, o introducirnos en las minas.

Una vez que entramos en el espacio de las antiguas minas podemos optar por hacer la variante que recorre las diferentes yacimientos y miradores que dan a las dos vertientes de Sierra Menera o seguir el recorrido principal, más suave y corto. Otro atajo al recorrido principal nos lleva hasta las salinas de Ojos Negros.

A la salida de las minas está otra de las bajadas fuertes de la ruta, El Marojal entre chaparras hasta la pista que nos lleva a las antiguas salinas de Ojos Negros.

Antes de finalizar la ruta, y ya llegando a Ojos Negros por la carretera, descubrimos el molino de viento en un altozano desde el que divisamos toda la paramera y hasta el Valle del Jiloca.

Mapa de ruta

Volver arriba